Gallardón y los prejuicios sobre la enfermedad mental

Publicado por on Oct 26th, 2013 y clasificado en tus noticias. Puedes seguir cualquier respuesta a esta entrada a través de la RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback a esta entrada

gallardon

He sabido recientemente de un diagnosticado de enfermedad mental que, sin haber cometido ningún delito, ha sido incapacitado después de un juicio aberrante en el que ni siquiera se le permitió abrir la boca. Al parecer, de por vida, ya que todas sus alegaciones son ignoradas cayendo en saco roto. Ahora, después de nueve años estable, lucha en los tribunales para recuperar la dignidad. Con la Reforma del Código Penal de Gallardón, esto será lo habitual: tratamientos forzosos, juicios sumarísimos, marginación, criminalización del enfermo mental.

Un enfermo mental no es más que alguien que llevaba una vida normal y un día tuvo un brote psicótico. Los hay más graves y más leves. Podríamos ser usted o yo. Pero además, después de ese brote y con la adecuada medicación, la mayoría de ellos pueden pasar muchos años estables y sin ningún tipo de anomalía, equiparándose así a los denominados “normales” (le pongo comillas porque muchos de ellos, también, de normales tienen poco). Sin embargo, oímos la temida palabra “esquizofrénico”, por poner un ejemplo, y pensamos que estamos hablando de un asesino en serie. Hay que decir que Hitchcock, Stevenson y demás autores no hicieron ningún bien a estos enfermos con sus obras y películas, muy poéticas, sí, pero que se ajustan poco a la realidad de estas enfermedades. Tenemos que aprender a distinguirlos de los psicópatas que, esos sí, matan y hacen daño por placer.

rejas

Recibir un diagnóstico de salud mental, con ese nuevo Código Penal, puede ser una condena a perpetuidad, como alertan algunas asociaciones de ayuda a los enfermos mentales, pues se antepone la supuesta peligrosidad del sujeto (puro prejuicio, como veremos) a los delitos realmente cometidos, con lo que se puede tener a estos enfermos encerrados indefinidamente en previsión de los delitos que supuestamente podrían cometer. Y, además, a los enfermos mentales se les impone otra medida de seguridad: la libertad vigilada, que también puede ser indefinida para ellos porque no será levantada por el Juez hasta que el encerrado demuestre que no es peligroso, cosa harto difícil en estas enfermedades, que son, en su mayoría, crónicas.

Gallardón y sus secuaces hace gala de unos prejuicios propios, también, de otros tiempos, pues actualmente está demostrado que los enfermos mentales delinquen menos que los “normales” (un 50 % menos), así que el ministro se deja llevar, en este caso también, por una mal entendida “tradición” que sitúa a los enfermos mentales entre delincuentes y maleantes.

Los enfermos mentales, la Ley del aborto, la prisión permanente revisable, Gallardón lleva camino de convertirse en el personaje más odiado de este país. Al menos, está haciendo méritos para ello. Los derechos sociales nunca han sido el fuerte de la derecha, ya se sabe, hay que elegir entre derechos y economía a la hora de votar. Pero es que Gallardón está llegando a unos extremos de fascismo rancio que nos hacen retroceder a los más oscuros años del franquismo. Afirma querer defender al más débil con su Ley del aborto, pero no hay ser más débil en la sociedad que un discapacitado, pues suele ser víctima de múltiples abusos y vejaciones a lo largo de su vida. Y a estos enfermos, lejos de defenderles, les criminaliza y discrimina sin tener en cuenta la presunción de inocencia, que es un derecho básico recogido en el Título Primero de la Constitución. Así, Gallardón incurre una vez más en flagrante contradicción.

camisadefuerzaHay una petición de Change.org que circula por internet en contra de esto, les invito a ustedes a firmar contra este abuso de poder, uno más. Y para acabar este artículo voy a citar el artículo 14 de la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad, que trata sobre la libertad y la seguridad de la persona y en su punto uno dice:

“Los Estados partes asegurarán que las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás:

a) Disfruten del derecho a la libertad y seguridad de la persona;

b) No se vean privadas de su libertad ilegal o arbitrariamente y que cualquier privación de libertad sea de conformidad con la ley, y que la existencia de una discapacidad no justifique en ningún caso una privación de libertad”.

Pero es evidente que un político con la trayectoria de Gallardón se pasa las Convenciones de la ONU y los derechos humanos por el forro.

 

Print Friendly, PDF & Email

Tienes que estar registrado para publicar un comentariot Inicio de sesión

* livingruzafa.com no puede revisar todos los comentarios que se hacen en todas las noticias. Agradecemos nos avisen de cualquier comentario ofensivo, amenazante, etc. enviando un correo electrónico a livingruzafa[arroba].gmail.com Indicando el título de la noticia y el número de comentario.

* livingruzafa.com se reserva el derecho a publicar o eliminar los comentarios que considere oportunos.
livingruzafa.com descarta publicar comentarios ofensivos o de mal gusto, en caso de publicarse serán eliminados.

* livingruzafa.com no mantendrá en ningún caso conversación o correspondencia sobre los comentarios.
livingruzafa.com no se hace responsable de las opiniones expresadas por los internautas en sus comentarios.

* livingruzafa.com como organización opina sobre los temas de forma colectiva. Por lo que las opiniones de sus componentes sólo representan a estos y en ningún caso a la página.

Living Russafa

La sexta edició de @circuitobucles Festival Circuito Bucles Danzatindrà lloc del 20 al 28 d’octubre, per primera vegada, en el barri del Carme i especialment en el Centre del Carme Cultura Contemporània, que... facebook.com/livingrussafa/…

vídeos aleatorios

Categorías

cc